Comunicado No.3 de la Asamblea de los Pueblos de Morelos, 17 septiembre 2015

Cuernavaca, Morelos, 17 de septiembre 2015

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN,

A LOS PUEBLOS DEL ESTADO DE MORELOS,

A LAS ORGANIZACIONES Y COLECTIVOS,

A LA CIUDADANIA EN GENERAL,

Los pueblos que somos parte de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos tenemos la certeza de que el Proyecto Integral Morelos es una estrategia para desmantelar la vida campesina y apropiarse de lo que se nos dio desde nuestros ancestros y se nos da desde la naturaleza  como son el agua, la tierra, los minerales y la vida misma.

Hace unos días el gobernador  Graco Ramírez se reunió con los Comisariados Ejidales que integran la Unión de Ejidos ASURCO  y un día después el Secretario de gobierno dio una declaración en la que afirmaba que los ejidatarios estaban de acuerdo con ceder su agua a cambio de los millones de pesos anuales que el gobierno federal y estatal les ofrecieron.

El gobierno con esta declaración  busca legitimar ante la opinión pública un consentimiento que aún no han dado los ejidos de Ayala, a favor  del uso del agua para alimentar la termoeléctrica en Huexca. Ante  estos hechos tenemos que decir lo siguiente:

  1. Durante los últimos tres años en que se ha impuesto el Proyecto Integral Morelos la constante ha sido la forma de actuar  de estos malos gobiernos que nunca nos informaron veraz y previamente, y mucho menos nos consultaron, pero  en cambio han utilizado estrategias como  la mentira de  que se nos darán trabajos y el desarrollo  a nuestras comunidades. Han utilizado la cooptación de nuestras autoridades comunitarias, ejidales y municipales, que se les ofrecen beneficios personales y políticos si apoyan el proyecto y en otros casos se les amedrenta y hostiga. El chantaje con obras públicas y programas sociales, que aprovechan la situación de pobreza de nuestros pueblos para  seducir con algo que no es un regalo a cambio de los proyectos  sino su obligación como gobierno.

Son procesos mañosos que tienen como objetivo legitimar e imponer  a través de la corrupción y la cooptación este proyecto  de muerte en nuestros pueblos, procesos que han permitido la incursión de la policía y la represión en nuestros pueblos. De no ser así, ¿por qué la termoeléctrica y el gasoducto se han construido con el acompañamiento de la fuerza pública?, ¿por qué se han utilizado pequeños grupos de las comunidades que no nos representan para dar una cara de que el proyecto lo quiere la gente?  ¿También van utilizar la fuerza pública para desalojar el Campamento Zapatista en Apatlaco?

  1. Hacemos un llamado a los Comisariados que integran ASURCO a que cumplan con su obligación de consultar en sus asambleas ejidales, sin la presencia de la CFE y representantes de ningún orden de gobierno, ya que las asambleas son libres y soberanas para decidir y la presencia de éstos son una presión más hacia los ejidatarios. La obligación de la autoridad ejidal es procurar el bien de sus ejidatarios y del ejido, no ser cómplices de aquellos que a través de mentiras y ofertas económicas les quieren despojar de uno de los logros de la lucha que se gestó justamente en el municipio de Ayala hace más de 100 años.

 

  1. A todas y todos los ejidatarios que integran ASURCO les decimos que en sus manos está no sólo el futuro de sus ejidos y sus nietos sino el futuro de toda la zona oriente del estado de Morelos. Ustedes los campesinos de Ayala tienen la posibilidad de detener este proyecto que justamente quiere acabar con la vida campesina, les decimos abran los ojos y no se dejen engañar ni seducir porque el dinero se acaba pero el agua y la tierra siempre nos darán alimento y vida. Sus abuelos lucharon junto con el General Emiliano Zapata para obtener estas tierras y estas aguas y ustedes sus nietos están a punto de entregarlas a los nuevos terratenientes que son las empresas españolas ABENGOA, ELECNOR y ENAGAS beneficiadas por este proyecto.

 

  1. Queremos denunciar que en Huexca desde finales del mes de julio se han iniciado las pruebas de la termoeléctrica, emitiendo ruido que ha llegado hasta niveles de 100 decibeles, cifra que supera los 55 decibeles que establece como límite “recomendable” la Organización Mundial de la Salud y que está en el rango del ruido de las avenidas más transitadas. Situación que está dañando gravemente los tímpanos de los oídos de niños y ancianos de la comunidad, constantes dolores de cabeza en jóvenes y adultos, además de romper  los vidrios de la primaria de la comunidad, la cual está a un kilómetro de la termoeléctrica.  Exigimos se detengan las pruebas y se repare el daño a la salud de los pobladores afectados.

 

  1. Apoyamos a los pueblos de Tlaltizapan y Tecomalco que están viviendo la afrenta por la imposición de la Autopista Siglo XXI, ya el INAH permitió la destrucción de la zona arqueológica en Tlaltizapan y ahora esta obra está amenazando las tierras de Tecomalco. Exigimos se detenga la construcción de la carretera y que se respete la decisión de las comunidades.

Por último, los pueblos que integramos la APPM le decimos  al Rector de la Universidad Autónoma de Morelos que lamentamos la situación tan grave que está viviendo su familia al ser blanco de amenazas y violencia. Le refrendamos  todo nuestro  apoyo en estos momentos difíciles. Consideramos que no son hechos fortuitos y responsabilizamos a la PGR de cualquier situación que dañe  o lastime la integridad física y emocional de su familia y de su persona.

ASAMBLEA PERMANENTE DE LOS PUEBLOS DE MORELOS

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 1 =