Palabras de Roberto Ochoa

Buenos días, vengo de parte de la UAEM, estoy en la Dirección de Derechos Civiles, que forma parte de la Secretaría de Extensión. Estamos dándole seguimiento a un proceso de diálogo que empezó el año pasado, en particular hubo un Diálogo con los Pueblos de Morelos el 28 de agosto del año pasado, en la Universidad, en el Auditorio Emiliano Zapata, y en ese Diálogo con los Pueblos se acordó darle continuidad a los trabajos. El rector Alejandro Vera Jiménez estuvo presente en toda la reunión, y en ese momento nos constituimos como Asamblea Permanente, una Asamblea Permanente de los Pueblos con la Universidad, y se nombró una Comisión de Seguimiento para que aterrizara los acuerdos, todo lo que se había hablado aquel día 28 de agosto. Otro de los acuerdos era que se iba a hacer un Congreso de Pueblos de Morelos durante el primer semestre del 2015, que se va a realizar el 22 de abril, vamos a regresar a la Universidad, al Auditorio Emiliano Zapata.

Pero también en esa Asamblea Permanente se dijo que tenemos que organizar Asambleas Regionales en el estado de Morelos, en preparación al Congreso de los Pueblos, y eso es lo que hemos venido realizando desde principios de este año. Todo esto es importante mencionarlo para que todos estemos en la misma idea en esta Asamblea.

Hemos tenido dos Asambleas ya en este año: la primera Asamblea fue en la región Sur-Poniente del estado, que se realizó en Alpuyeca, en el balneario Palo Bolero, el 31 de enero. Después, hace 15 días tuvimos la segunda Asamblea Regional para la zona Norte, que fue en Tepoztlán, el 28 de febrero. Y toca hoy desarrollar la última de las Asambleas Regionales para la zona Oriente. Estas Asambleas son preparatorias, estamos recogiendo el sentir, el pensar, en las tres regiones principales del estado, para que cuando lleguemos al Congreso tengamos muchamásclaridaddequéesloqueestamosbuscando,qué es lo que queremos, qué proponemos, contra qué luchamos y por qué luchamos.

El pueblo de Amilcingo fue uno de los primeros que se acercó a la Universidad el año pasado cuando se abrieron diálogos políticos por la seguridad ciudadana, porque tiene su lucha por la defensa del territorio y en contra de la termoeléctrica y el gasoducto. Igual de los primeros que se acercaron fueron de Tepoztlán y de Xoxocotla, con la lucha contra las minas. Nos dimos cuenta que todo lo que amenaza a los pueblos lo podemos sintetizar en la idea de megaproyectos, proyectos que supuestamente son de desarrollo, que son monstruosos, son muy grandes, y que socavan la vida de los pueblos, la relación con la naturaleza y el tejido social de los pueblos. Entonces identificamos a los megaproyectos como, si podemos llamar algo así, un enemigo, pero sobre todo algo que nos une, algo que nos puede unir en lucha a los pueblos.

Por eso también, después de esta Asamblea Regional, desde la Dirección de Derechos Civiles estamos convocando a un foro, le llamamos un conversatorio, sobre megaproyectos, en la Universidad, el 24 de marzo, van a haber académicos, para que esto que estamos recogiendo del sentir de los pueblos luego lo acompañemos con la reflexión, el conocimiento científico, técnico, de universitarios. Y entonces vamos a llegar completos, con Asambleas de Pueblos y con análisis teórico, análisis universitario, lo vamos a sintetizar en un documento conjunto, unas propuestas que vamos a discutir el 22 de abril.

Esa es la ruta en la que estamos, para que nos ubiquemos. Lo que vamos a discutir hoy es la región Oriente, los problemas de la región Oriente, con miras al Congreso de los Pueblos de Morelos.

Eso es todo, esa es mi palabra, gracias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 − dos =