Palabras de Samir Flores

Buenos días tengan todos ustedes que están presentes aquí de los diferentes pueblos. Venimos un poco tarde porque lo que estamos viviendo en Amilcingo es una situación muy complicada. Apenas hace 8 días, el sábado pasado, hubo un intento de parte del gobierno del Estado a través de su instrumento que lo bautizó como Consejo de Desarrollo Comunitario de tomar la ayudantía municipal que posee la comunidad de Amilcingo desde hace aproximadamente casi diez, once meses. ¿Por qué tomamos la ayudantía? Porque las autoridades se subordinaron a los intereses de lo que nos está lacerando, de lo que nos está lastimando allá en la región, y ustedes saben qué es lo que es: por acá es la autopista, allá en Amilcingo es la imposición del gasoducto Morelos y lo que es en Huexca la termoeléctrica, y en otros pueblos igual megaproyectos, igual con sus problemas. Se subordinaron estas autoridades y pues decidieron abandonar al pueblo, quizás porque les pagaron, no sabemos, seguramente ustedes pueden imaginarse o tener alguna respuesta. Y es así como al no tener una autoridad que estuviera a favor de la comunidad, pues se decidió legitimar al señor Aarón Aguilar Linares, que hoy es el ayudante, que lo hemos legitimado con el doble de votos o firmas que con las que pudo haber ganado la planilla que hoy está reclamando la ayudantía municipal. Ellos han sido ese instrumento de choque, han llegado a través de ellos láminas, despensas, bombas, piso firme, borregos, entre otras cosas. Ante esa situación, pues también nosotros estamos resistiendo no solamente contra el Estado, sino también contra este grupo de choque, que nos está tirando constantemente, nos dice que nosotros nos oponemos al desarrollo, que nosotros nos oponemos a lo bueno que trae este megaproyecto. Pero ahí la problemática más grande es que la autoridad en turno, el gobierno del Estado, está a toda costa, a través de la fuerza pública, de igual forma querer imponer todo.

Como antecedente, en el 2012 empieza la movilización en Huexca, a finales de 2013 y principios de 2014 empezamos la resistencia y empieza a tomar auge allá en Amilcingo, y fue cuando los pobladores empiezan a mirar una brecha de 25 metros de ancho en sus tierras, y pues fue ahí cuando la gente empieza a tomar conciencia y dice pues bueno entonces sí es cierto, van con tubo, van de deveras, van tumbando árboles, tumbando tecorrales, trozando cercas, y ante esa situación hubo gente que también dijo pues no, cuándo nos consultaron, cuándo nos informaron sobre el gasoducto, nunca hubo información, nunca hubo una consulta, nunca hubo un trato digno y respetuoso para la comunidad de Amilcingo, como en Tepoztlán y como en muchos lugares.

De ahí, decidimos conjuntamente con el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua – Morelos, Puebla y Tlaxcala, hacer resistencia. Se hicieron actas de asamblea comunitaria, actas ejidales que así lo manifiestan que estamos en contra de este megaproyecto. También hemos hecho algunas manifestaciones, conferencias de prensa, posicionamientos, entre

otras actividades. Todo esto no ha servido al parecer de mucho para frenar este proyecto, porque lo impusieron en el mes de abril, lo impusieron con la fuerza pública del Mando Único, se dejaron ver militares en algunas ocasiones, también policías ministeriales, y fue con la fuerza pública como impusieron el gasoducto, y hoy se encuentra casi al cien por ciento en el ejido de Amilcingo. Después de esto se vino la represión, en donde algunos compas fueron aprehendidos, el que hoy ocupa la ayudantía también lo aprehendieron, lo golpearon, hubo otro joven que fue víctima de tres impactos de bala, pero ni aun así la comunidad se ha echado para atrás, y repelieron la agresión, y en el campo se les encapsuló a los policías y se les corrió del campo.

Toda esa situación nos ha venido trayendo muy ocupados denunciando, después de eso se viene lo que acaba de explicar la señora, el compañero, un vecino de nosotros que está desaparecido. Y pues ahora, como ya impusieron el gasoducto y no hay forma de cómo el gobierno diga ya está porque el pueblo lo aceptó, pues ahora nos están imponiendo obra pública para legitimar la imposición del gasoducto Morelos: está la barda perimetral de una escuela, está una carretera, está otro camino que conduce a los campos de uso común, está supuestamente un hospital centinela, que yo ni siquiera de repente alcanzo a entender a qué se refieren, pero parece muy bonito, entre otras cosas. ¿Y cómo está llegando? Con el aval del Consejo de Desarrollo Comunitario, que está encabezando la Central Campesina Cardenista, y que hoy está haciendo declaraciones ante los medios de que quieren tomar la ayudantía municipal para seguir trabajando, ahorita le han parado con sus obras porque ya no tienen la ayudantía, porque ya no tienen la comisaría [ejidal] : hubo elecciones y la ganó la gente que está consciente, que está en la resistencia, la gente que ha decidido luchar por ella misma. Entonces ya tenemos una autoridad que nos respalda, pero ahora les falta el ayudante, y el ayudante es lo que quieren ahora a través de la fuerza pública, y el día de ayer ya realizaron una conferencia de prensa donde ya solicitaron la intervención de la fuerza pública para que corran a una bola de veinte personas que dicen que somos anarquistas y que les aseguro que ni siquiera saben del término “anarquía”. Y si fuéramos anarquistas también estaríamos orgullosos, pero desafortunadamente no tenemos ese conocimiento, pero bueno.

Esto es lo que hoy nos retrasó, ayer estábamos con la situación muy tensa, y decíamos que si la situación se pone complicada, que nos disculpe la Asamblea del día de hoy, pero no vamos a asistir porque vamos a procurar nuestra trinchera, afortunadamente las cosas al parecer hasta este momento está tranquilo en Amilcingo, y es por eso que estamos aquí, con ustedes.

También en todo este proceso hemos entendido que tenemos que crear espacios, espacios de cómo defendernos. El gasoducto Morelos ha sido un estira y afloja, un asunto en donde el Estado, a través de los medios de comunicación, nos han puesto la aplanadora en algunas ocasiones y han dicho que somos los que no queremos el desarrollo, los que estamos mal, los necios, los fulanos que se oponen porque pretendemos algo material.

Y les comparto esto porque de ahí parte la otra lucha de Amilcingo, la resistencia a través de los medios de comunicación.

Hace aproximadamente 2 años estuvimos por allá en Puebla, algunos pueblos en resistencia contra autopistas, y estaba un escritor uruguayo que decía que tenemos que entender que todo este sistema nos ha declarado la guerra y como tal debemos de entenderlo, que si en las guerras armadas el contrincante responde con balas, esta guerra es con información, es con dinero, es también una guerra en contra de los pueblos. Decíamos bueno, cómo habremos de resistir, y él decía pues tenemos que hacer lo propio, pintar bardas, hacer volantes, conferencias de prensa, y crear espacios de difusión, y es lo que empezamos a hacer desde hace casi un año allá en Amilcingo. Empezamos porque de alguna u otra manera nuestra difusión se vio limitada, porque el señor de las bocinas ya no nos daba permiso de anunciar porque hablábamos mal de Graco Ramírez. Entonces qué teníamos que hacer, decían es que ya no se escucha nada, la resistencia ya no habla, la resistencia ya no se escucha, es que ya se vendieron. Entonces decíamos tenemos que seguir avanzando, y empezamos a pintar bardas en toda la comunidad de Amilcingo. Después de pintar bardas, nuevamente hubo otro silencio de un mes, mes y medio, y nuevamente decían ya se callaron, qué pasa, ya se vendieron, y empezaban a especular los millones que uno ya tenía en la bolsa o que cualquier otro compañero tenía en la bolsa, seguramente aquí está pasando lo mismo y en cualquier otro lugar.

Y entonces empezamos a entender que si el señor de las bocinas ya no nos daba permiso, pues entonces había que conseguir unas bocinas para tener nuestra radio bocina, pero no teníamos dinero también, entonces nos movimos a donde venden los fierros viejos a conseguir nuestras bocinas, a pedir espacios donde nos permitieran poner nuestra radio bocina, y nos decían que hacíamos mucho ruido, y nos fuimos de casa en casa a continuar con nuestra radio bocina y a seguir difundiendo, y entonces decíamos a manera de relajo “están escuchando la radio bocina Amilcingo”, también invitamos a personas que nos fueron a dar pláticas a través de las bocinas. Entonces entendimos que teníamos que seguir caminando, y empezamos a ver que era necesario crear un grupo que empezara a caminar sobre esa lógica, sobre la radio. Y le dimos hasta enero de este año pasado con la radio bocina, tomando los temas y las problemáticas de los pueblos, pero no como nos lo plantean en la educación primaria o en la educación básica o en la universidad, sino desde el pueblo. Y entonces ahí empezamos a trabajar lo otro que venía, la radio comunitaria en FM. Y empezamos a pedir colectas en toda la comunidad de Amilcingo, y algunos nos decían que estábamos locos, algunos creyeron, hicimos kermesses, hicimos algunas otras actividades, y también cooperamos nosotros, y mucha gente que nos fue a instruir, como el compañero Juan Carlos Flores Solís, que hoy está libre, para tener nuestra radio comunitaria.

Hoy podemos decirles que la Radio Comunitaria 100.7 FM es nuestro gran instrumento que se ha puesto al tú por tú, al menos en la región, en contra del gobierno y en contra de los medios que nos están tirando. Ahora también ya nos defendemos. Hemos creado también este instrumento, este monstruo como lo tienen ellos, hemos creado nuestro propio monstruo para defendernos nosotros mismos, y desde ahí

estamos denunciando, y desde ahí no permitimos que los demás pueblos engañen a la gente, y desde ahí estamos diciendo que lo que está pasando en Amilcingo, con los de Ayotzinapa, no debe de ser carpetazo, no debemos olvidar. Somos los pueblos que tenemos que retomar la bandera y seguirla empuñando hasta encontrar a estos muchachos. Y es desde la radio comunitaria que les decimos que este proyecto no nos conviene por muchas cuestiones, y es desde ahí que decimos que hoy quieren tomar la ayudantía municipal para tener el poder, el control y seguir arremetiendo en contra de los intereses del pueblo.

Entonces los invitamos a estar pendientes de lo que pueda pasar en Amilcingo en estos próximos días. Si les pedimos que vayan allá, seguramente no les va a dar tiempo de llegar, pero sí pueden hacer un posicionamiento desde aquí, pueden hacer un boletín de prensa, pueden pintar o pueden volantear aquí en la calle, o en la carretera o en Cuernavaca. No nos dejen solos, porque si nos dejan solos seguramente pasará lo que ustedes están imaginando, pero aun así nosotros no estamos dispuestos a doblegarnos, nosotros seguimos avanzando, y estamos pendientes de lo que pase con Ayotzinapa, son miles de desaparecidos, son miles de personas que buscan a sus familiares.

Entonces esto está haciendo la radio comunitaria en Amilcingo. ¿Y qué les pedimos a ustedes? Crear esos espacios. No es fácil tal vez si no se hace organización, pero con organización, compas, como estamos haciendo en Amilcingo medianamente, porque sí nos hace falta mucho, las cosas se van dando. Y seguimos avanzando, compas, y tenemos proyectos también, en contrapropuesta a lo que el sistema nos impone. Está el museo comunitario, la escuela popular sabatina, la televisión comunitaria, y cosas que seguramente son más interesantes y que las vamos a lograr, y los invitamos a que ustedes retomen quizás estas experiencias, que nosotros podemos compartirles, no instruirles, podemos compartirles lo poquito que hemos aprendido, podemos compartirles quizás las experiencias que nosotros tenemos, pero eso no quiere decir que nosotros estemos haciendo la mayor o la gran cosa allá en Amilcingo, estamos haciendo lo propio, como ustedes lo están haciendo allá en sus comunidades.

Y bueno, gracias, disculpen la demora, pero creo que es necesario que empecemos a tomar una lógica como la hemos tomado nosotros, tomar los medios de comunicación y que estén con el pueblo. Crear nuestras propias fuentes de información.

Gracias compañeros, y que tengan bonita mañana.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × tres =