Palabras de Teresa Castellanos

Buenos días, compañeros, yo vengo de la comunidad de Huexca, mi nombre es Teresa Castellanos Ruiz, soy del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y la Tierra, nosotros iniciamos esta lucha en contra del megaproyecto llamado termoeléctrica, gasoducto y acueducto, que llegó impuesto por el gobierno de Graco Ramírez. Nosotros iniciamos un 16 de mayo del 2012, iniciamos una lucha en contra de este megaproyecto. ¿Por qué? Simplemente porque a nosotros no nos dieron la información, no nos tomaron en cuenta como comunidad, y la comunidad de Huexca se rige por usos y costumbres. Somos una comunidad muy pequeña de 1,200 habitantes, los cuales tenemos derecho a la información, y esa información no nos fue dada. En el momento en que nosotros supimos lo que era una termoeléctrica de ciclo combinado es cuando nos manifestamos. ¿Cómo supimos? No fue por información del gobierno, ni por la empresa que trae este megaproyecto. Fue por pobladores de esta comunidad [Amilcingo], de Puebla, de Jantetelco, que nosotros nos enteramos qué era una termoeléctrica de ciclo combinado.

Nosotros no somos gente estudiada, somos gente de pueblo, y no sabemos qué significan todas estas cosas, para nosotros es nuevo. Y el no saber, pues a veces cometemos errores, y decimos pues están construyendo y ya, pero nunca nos preguntamos qué están construyendo, cómo nos va a afectar, y qué es lo que nos va a pasar con el paso de los años. Pero gracias a Samir Flores, gracias a Jaime de Jantetelco, y gracias al compañero Juan Carlos Flores Solís de Cholula, nosotros estamos aquí, estamos en una lucha. Y como les relataba al principio, empezamos esta lucha el 16 de mayo del 2012, llegaron a construir en la comunidad de Huexca, y nosotros decidimos parar esa construcción. Nos plantamos, hicimos un plantón, llegamos alrededor de unas 50, 60 personas a hacer este plantón, algunos compañeros se enteraron de este plantón, llegaron y nos apoyaron. En ese momento yo recuerdo, y a veces me da tristeza pero también me da mucho gusto que en ese momento se manifestaron unos jóvenes, unos jóvenes estudiantes que en ese tiempo se hicieron llamar #yosoy132. Estos jóvenes fueron en apoyo de la comunidad de Huexca, nos apoyaron para darnos más información y para darle más énfasis a nuestra lucha, porque nuestra lucha estaba muy pequeña, la gente no nos creía, nos decía que éramos chismosos, que éramos revoltosos, que eso no nos iba a afectar. Gracias a estos compañeros llegaron los medios

de comunicación y fue cuando se dio a conocer esta lucha de la comunidad.

Este megaproyecto consta de dos termoeléctricas, un gasoducto y un acueducto, que nos va a afectar porque en la comunidad la secundaria y el kinder está a 100 o 150 metros de la termoeléctrica. Bajo las reglas ambientales, no está permitido. Nos afectará con su ‘nox’, que estará producido por el gas cloro, que utilizarán en el lavado de turbinas, lo cual también va a afectar el agua, que se nos va a escasear, porque necesitan bastantes millones de litros de agua diarios para las termoeléctricas. El ruido será atroz, por lo que nosotros investigamos, y pues sí nos preocupa demasiado porque ¿qué va a pasar con la juventud, qué pasará con esos niños? Cuando nos pregunten, ¿por qué permitieron que nos pusieran esto en el pueblo, por qué ustedes trabajaron en esa empresa para que nos estuviéramos muriendo poco a poco? Eso no queremos, por eso nos estamos manifestando. Ya llevamos casi tres años de todo esto que ha pasado y el gobierno no nos escucha, el gobierno está sordo. Algunos pueblos tampoco escuchan, también están sordos. ¿Por qué? Porque no los han tocado, porque no se han puesto a pensar que todo nuestro mundo se está yendo abajo, y todo porque decimos “contra el gobierno no se puede”. Sí se puede, compañeros, si nos unimos se puede. No es posible que estemos viviendo tanta atrocidad en nuestro país, que estén pasando tantas cosas, que nos estén asesinando estudiantes, que nos estén asesinando a nuestros compañeros que están en el frente, que los estemos recogiendo sin cabezas, sin brazos, y nos quedemos sentados sin hacer nada. Creo que somos más que el gobierno, y el gobierno está, no para decidir, está para escucharnos, y si no nos escucha, quitarlo. ¿Y cómo lo vamos a quitar? Uniéndonos, porque si no nos unimos y cada quien luchamos por nuestro lado, compañeros, esto va al fracaso.

En la comunidad ya no somos muchos los que participamos, desgraciadamente, y da tristeza, porque en el momento que dijeron “la termoeléctrica se va a inaugurar”, mucha gente dijo “ya no pudimos hacer nada”. A la gente no le ha caído el veinte que este es el principio de la pérdida de nuestro país, no de nuestro estado, de nuestro país, porque aparte que viene el Proyecto Integral Morelos, vienen los grandes corredores industriales, que todavía nos van a dar más en la torre, y con la privatización del agua que está haciendo el gobierno, que no nos ha pedido autorización a los ciudadanos, que no nos ha tomado en cuenta, nos van a dar aun más en la torre, porque primero van a estar las empresas y después los seres humanos. ¿Qué va a pasar con nosotros? Yo les hago una invitación a todos los que están aquí, los que me logren escuchar, que difundamos todo esto y que no permitamos que nos sigan pisoteando, que no esperemos a que llegue el General porque lo nombramos tanto, no compañeros, él no va a llegar. Somos nosotros los que debemos de decidir, los que debemos de luchar, porque él es un ideal que nos enseñó y nos dio ejemplo, y nosotros nos estamos quedando dormidos, sólo manifestando y diciendo “¡viva Zapata!”… No, compañeros, tenemos que hacerlo real. Él luchó por causas nobles y desgraciadamente también lo traicionaron. Ahora nos toca a nosotros enseñarle a nuestros hijos, a nuestros hermanos, a nuestros nietos, a nuestros bisnietos, a defender la tierra, a

defender la vida, a enseñarles que no debemos de ser pisoteados y que debemos de defender nuestros derechos, porque aunque el gobierno no nos valore nuestros derechos, nosotros los tenemos que hacer valer.

Compañeros, en la comunidad de Huexca ya no somos muchos, pero seguimos luchando, porque si somos dos o tres, ahí va a estar Huexca y vamos a estar luchando por la comunidad de Huexca y por todo lo que esté pasando en nuestro país.

Muchas gracias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 1 =