Entradas

Ejidos zapatistas en defensa del agua

Cuautla, Morelos. 15 de diciembre de 2016. (APPM).– El día de ayer, 14 de diciembre de 2016, campesinos y sociedad en general, realizaron una marcha y mitin en la ciudad de Cuautla, Morelos para exigir el cese de hostigamiento a quienes defienden el Derecho al Agua en San Pedro Apatlaco, Ayala, ante la imposición del proyecto de acueducto en la zona, mismo que es parte del PIM (Proyecto Integral Morelos).

Reproducimos íntegro texto de uno de los volantes:

Ejidos zapatistas en defensa del agua

Los ejidos de: Anenecuilco, Tecomalco, San Vicente de Juárez, el Salitre, Ahuehueyo, Tenextepango, Colonia Agrícola Leopoldo Heredia, Rafael Merino, Moyotepec, Ayala, hacemos saber al pueblo y a los campesinos de Morelos, de México, de América y del mundo: que a cien años de la Revolución de 1910 nuevamente padecemos un gobierno municipal, estatal y federal traidor a los intereses del pueblo encarnado en los presidentes municipales Antonio Domínguez de Ayala y Tadeo Nava de Cuautla quienes obedeciendo como perros falderos al virreizuelo, traidor, fuereño y tabasqueño Graco Ramírez Garrido Abreu, autor intelectual y material asociado con Enrique Peña Nieto, son autores del pretendido despojo del agua de riego que por concesión federal disfrutamos a través de Asociación de Usuarios del Río Cuautla (ASURCO) y de los afluentes de la tratadora de aguas negras de Cuautla.  Las mismas que pretenden entregarse al acueducto Huexca-Apatlaco para alimentar el proyecto de muerte denominado termoeléctrica de Huexca… considerando que a partir del 28 de agosto de 2016 cerca de 500 campesinos establecimos un campamento zapatista en las inmediaciones del puente Apatlaco-Cuautla para impedir la conexión al acueducto que era inminente para el mes de septiembre, así durante tres meses (28 de agosto-28 de noviembre) se realizaron negociaciones bajo un “esquema de estira y afloja” que ha permitido hasta esta fecha tener parada cualquier obra de conexión; a partir de diciembre Comisión Federal de Electricidad (CFE), y Secretaría de Gobernación Federal han dado un ultimátum consistente en desalojar nuestro campamento zapatista del puente Apatlaco-Cuautla por medio del ejército y la gendarmería nacional, reprimiendo, desapareciendo y encarcelando a nuestros campesinos.

Por estas amenazas exigimos al gobierno federal y estatal detener este desalojo y por el contrario respetar nuestras dotaciones de agua que a cada ejido en lucha corresponde, dotar a los mismos de obras de infraestructura que garanticen no perder su caudal respectivo.

¡Tierra, Libertad, Justicia y Ley… el campamento se mantiene, no claudicaremos!”